miércoles, 9 de noviembre de 2011

Hace mucho, mucho tiempo...

Como sacado del baúl de los recuerdos. Sí, de aquel que se tiene ahí arrumbado en el desván, encontré una serie de fotografías en uno de los grupos en los que estoy suscritos en Facebook (si, lo admito, estoy en esa cosa).

La galería muestra, distintas escenas de los primeros años del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Simplemente sensacionales.

La imagen publicada por Eduardo Salazar en el grupo Aeropuerto MMMX, se aprecian las pistas 05-23 (operando en la actualidad), 13-31 y 14-32 (ya desaparecidas), desde la parte sur, justo de lo que es hoy la calzada Ignacio Zaragoza, en el oriente de la ciudad.



















Notese apenas los trazos de las calles de la colonia Federal, al fondo el Cerro del Peñón y a sus espalda el Lago de Texcoco.

La fotografía es del año 1932. Vaya que ha pasado el tiempo.

jueves, 25 de agosto de 2011

A mi linda flor

Mi risueña.
¿Cómo le hiciste? No lo sé.
¿Podría culpar a tus ojos? Quizás.
¿La forma en que me tomas del brazo? Posiblemente.
El estar en este preciso momento, el saber que existes,
el recordar el sabor de tus labios,
tu mirada, la manera en que te plantas frente a mi.
Muy seguramente.

Mi pequeña niña.
Hermosa te digo.
Adorable eres.
Extrañable, mucho más.

Cada fracción de segundo a tu lado,
cada suspiro,
cada latido de tu corazón,
tu ser,
tu magia.

Los días y las noches parecen poco,
parecen mucho.
El reloj parece no hacer su trabajo,
no distingue momento,
cuando los instantes surgen
y se escriben
con polvo de estrellas
en nuestros corazones.

Bonita,
siempre lo serás
mi linda amada.

Un día más de estos ha llegado,
la luna lo sabe,
la lluvia,
la noche.

Para ti, mi Olive.

¡Te adoro!

miércoles, 8 de junio de 2011

Capturas de la Vía Láctea

En muy pocas ocasiones tenemos oportunidad de voltear al cielo y apreciar la Ví Láctea, nuestro vecindario en el Universo.

Randy Halverson se dio a la tarea de realizar esta serie de capturas con dos cámaras, una 60D y T2i, ambas de Canon.

No obstante el clima, las nubes y el viento, se logró generar unas impresionantes imágenes que a continuación les comparto.

domingo, 24 de abril de 2011

Hermosa Aurora Boreal

Una Aurora boreal no es más que el choque de material solar contra los polos mágnéticos de la Tierra. En el caso del sur, se le conocer como Aurora Austral. El nombre proviene de la diosa romana del amanecer.

Este maravilloso fenómeno natural se manifiesta en forma de brillo o luminicencia en el cielo nocturno. 

Terje Sorgjerd dedico una semana a hacer las siguientes capturas desde la ciudad de Kirkenes y el Parque Nacional Pas en Rusia, soportando para esto, temperaturas de hasta menos 25 °C.

Es un hermoso regalo disfrutable una y otra vez...



Vía Citizen of the WWW

sábado, 8 de enero de 2011

Celebración cumpleañera 2011

La llegada del nuevo año trae la formulación de propósitos, fijarnos nuevas metas, y en el caso de un servidor, celebrar un cumpleaños más.

Por esta razón, no podía faltar la celebración este próximo sábado 8 de enero, a partir de las 6 de la tarde.

Los espero en el Chili's Alameda.

Av. Juárez 30 -1 casi esquina con Dolores, frente a la Alameda Central. Cerca estación metro Bellas Artes líneas 2 y 8. Estacionamiento entrada por la calle de Independencia esq. Dolores.

En esta liga, pueden ver el mapa en Google Maps, a través del Street View: http://goo.gl/maps/iJ5n

¡Los espero!

domingo, 19 de diciembre de 2010

La visión del mundo de Albert Einstein

Premio Nobel de Física 1921, mejor conocido por la publicación de su Teoría de la Relatividad. Si, hablamos de uno de los científicos más importantes del siglo XX: Albert Einstein.

Su aportación a la ciencia moderna, ha sido la base para la mecánica cuántica, rama de la física de la cual depende el funcionamiento de dispositivos como las computadoras modernas, por citar un ejemplo.

Pero Einstein no solo enfocó sus esfuerzos intelectuales en la comprensión de la materia del universo, sino vio hacia el interior de la humanidad y escribió algunos textos dignos de su lectura, no solo por haber sido escrito por una mente brillante, sino por el invaluable mensaje del documento.

Mi visión del mundo.

Curiosa es nuestra situación de hijos de la Tierra. Estamos por una breve visita y no sabemos con qué fin, aunque a veces creemos presentirlo. Ante la vida cotidiana no es necesario reflexionar demasiado: estamos para los demás. Ante todo para aquellos de cuya sonrisa y bienestar depende nuestra felicidad; pero también para tantos desconocidos a cuyo destino nos vincula una simpatía.

Pienso mil veces al día que mi vida externa e interna se basa en el trabajo de otros hombres, vivos o muertos. Siento que debo esforzarme por dar en la misma medida en que he recibido y sigo recibiendo. Me siento inclinado a la sobriedad, oprimido muchas veces por la impresión de necesitar del trabajo de los otros. Pues no me parece que las diferencias de clase puedan justificarse: en última instancia reposan en la fuerza. Y creo que una vida exterior modesta y sin pretensiones es buena para todos en cuerpo y alma.

No creo en absoluto en la libertad del hombre en un sentido filosófico. Actuamos bajo presiones externas y por necesidades internas. La frase de Schopenhauer: «Un hombre puede hacer lo que quiere, pero no puede querer lo que quiere», me bastó desde la juventud. Me ha servido de consuelo, tanto al ver como al sufrir las durezas de la vida, y ha sido para mí una fuente inagotable de tolerancia. Ha aliviado ese sentido de responsabilidad que tantas veces puede volverse una traba, y me ayudó a no tomarme demasiado en serio, ni a mí mismo ni a los demás. Así pues, veo la vida con humor.

No tiene sentido preocuparse por el sentido de la existencia propia o ajena desde un punto de vista objetivo. Es cierto que cada hombre tiene ideales que lo orientan. En cuanto a eso, nunca creí que la satisfacción o la felicidad fueran fines absolutos. Es un principio ético que suelo llamar el Ideal de la Piara.

Los ideales que iluminaron y colmaron mi vida desde siempre son: bondad, belleza y verdad. La vida me habría parecido vacía sin la sensación de participar de las opiniones de muchos, sin concentrarme en objetivos siempre inalcanzables tanto en el arte como en la investigación científica. Las banales metas de propiedad, éxito exterior y lujo me parecieron despreciables desde la juventud.

Hay una contradicción entre mi pasión por la justicia social, por la consecución de un compromiso social, y mi completa carencia de necesidad de compañía, de hombres o de comunidades humanas. Soy un auténtico solitario. Nunca pertenecí del todo al Estado, a la Patria, al círculo de amigos ni aún a la familia más cercana. Si siempre fui algo extraño a esos círculos es porque la necesidad de soledad ha ido creciendo con los años.

El que haya un límite en la compenetración con el prójimo se descubre con la experiencia. Aceptarlo es perder parte de la inocencia, de la despreocupación. Pero en cambio otorga independencia frente a opiniones, costumbres y juicios ajenos, y la capacidad de rechazar un equilibrio que se funde sobre bases tan inestables.

Mi ideal político es la democracia. El individuo debe ser respetado en tanto persona. Nadie debería recibir un culto idolátrico. (Siempre me pareció una ironía del destino el haber suscitado tanta admiración y respeto inmerecidos. Comprendo que surgen del afán por comprender el par de conceptos que encontré, con mis escasas fuerzas, al cabo de trabajos incesantes. Pero es un afán que muchos no podrán colmar.)

Sé, claro está, que para alcanzar cualquier objetivo hace falta alguien que piense y que disponga. Un responsable. Pero de todos modos hay que buscar la forma de no imponer a dirigentes. Deben ser elegidos.

Los sistemas autocráticos y opresivos degeneran muy pronto. Pues la violencia atrae a individuos de escasa moral, y es ley de vida el que a tiranos geniales sucedan verdaderos canallas.

(...)

Para hablar con propiedad, el Estado no puede ser lo más importante: lo es el individuo creador, sensible. La personalidad. Sólo de él sale la creación de lo noble, de lo sublime. Lo masivo permanece indiferente al pensamiento y al sentir.

Con esto paso a hablar del peor engendro que haya salido del espíritu de las masas: el ejército al que odio. Que alguien sea capaz de desfilar muy campante al son de una marcha basta para que merezca todo mi desprecio; pues hay recibido cerebro por error: le basta con la médula espinal. Habría que hacer desaparecer lo antes posible a esa mancha de la civilización. Cómo detesto las hazañas de sus mandos, los actos de violencia sin sentido, y el dichoso patriotismo. Qué cínicas, qué despreciables me parecen las guerras. ¡Antes dejarme cortar en pedazos que tomar parte en una acción tan vil!

A pesar de lo cual tengo tan buena opinión de la humanidad, que creo que este fantasma se hubiera desvanecido hace mucho tiempo si no fuera por la corrupción sistemática a que es sometido el recto sentido de los pueblos a través de la escuela y de la prensa, por obra de personas y de instituciones interesadas económica y políticamente en la guerra.

El misterio es lo más hermoso que nos es dado sentir. Es la sensación fundamental, la cuna del arte y de la ciencia verdaderos. Quien no la conoce, quien no puede asombrarse ni maravillarse, está muerto. Sus ojos se han extinguido.

Esta experiencia de lo misterioso -aunque mezclada de temor- ha generado también la religión. Pero la verdadera religiosidad es saber de esa Existencia impenetrable para nosotros, saber que hay manifestaciones de la Razón más profunda y de la Belleza más resplandeciente sólo asequibles en su forma más elemental para el intelecto.

En ese sentido, y sólo en éste, pertenezco a los hombres profundamente religiosos. Un Dios que recompense y castigue a seres creados por él mismo que, en otras palabras, tenga una voluntad semejante a la nuestra, me resulta imposible de imaginar. Tampoco quiero ni puedo pensar que el individuo sobreviva a su muerte corporal, que las almas débiles alimenten esos pensamientos por miedo, o por un ridículo egoísmo. A mí me basta con el misterio de la eternidad de la Vida, con el presentimiento y la conciencia de la construcción prodigiosa de lo existente, con la honesta aspiración de comprender hasta la mínima parte de razón que podamos discernir en la obra de la Naturaleza.

viernes, 28 de mayo de 2010

Morning sun

Algunas canciones traen a mi mente recuerdos, vivencias, experiencias o simplemente nos hacen resaltar la forma en como admiramos el mundo que nos rodea.

La siguiente melodía atrajo intensamente mi atención, tanto por el vídeo, como por su letra, aunque no podría decir lo mismo del interprete.

Espero la disfruten.




How do you rate the morning sun
After a long and sleepless night
How many stars would you give to the moon?
Can you see those stars from where you are?
Shine on the lost and lonely
The ones who cant get over it.

You always wanted more than life
But now you don't have the appetite
In a message to the troubadour
The world don't love you anymore
Tell me how do you rate the morning sun?

Stuck inside the rainbow
You could happen to be
Cause I've been close to where you are
I drove to laces you haven't seen
It all seems so familiar
Like they've been sent to kill'ya

It doesn't take an astronaut
To float in a space is just a thought
The morning brings a mystery
The evening makes it history
Who am I to rate the morning sun?

And the village drunk
You know he sadly passed away,
It was a shame I never knew his name
I wonder if he sat there in the morning
Watched the sunrise

How do you rate the morning sun
It's just to heavy for me
And all I wanted was the world
And you were the star that lit the sun
Don't go wasting your time
Cause there is no finish line
And you don't see anything,
Not even love not anything,
The night can take the man from you
A sense of wonder overdue
The morning brings a mystery
The evening makes it history
Who am I to rate the morning sun?