lunes, 7 de julio de 2008

Empezar el tres por ciento...

No sé si te ha ocurrido. Debes hacer cierta actividad y terminas realizando otra opuesta o distinta a la originalmente planteada.

Lo peor es cargar con sensación de ¡ouch!, ¿pero por qué no lo hice?

Es común, comienzas algo, no lo terminas. Revisando algunas notas sobre qué hacer cuanod se presentan estas situaciones, palabras más o palabras menos el consejo es: no intentes comerte todo el pastel, no quieras hacer un gran proyecto de un sólo jalón. Muchos han fracasado al pensar así.

¿Qué es lo ideal? Comienza con un simple paso: el tres por ciento del total.

Así como muchas cámaras incluyen una retícula para dividir tu toma, haz lo mismo con tu idea o proyecto. Divídelo en fracciones y empieza con el 3 por ciento. Es mejor que un gran bocado para ese pastel.

Bueno, después de esta reflexión, inició mi 3 %

No hay comentarios: